jueves, 25 de noviembre de 2010

COMO CONSERVAR ARTIFICIALMENTE LA MADERA (metodos).

La duración de las maderas dependen de las influencias que obran su destrucción, como luz del sol, contacto con la humedad enfermedades de la madera etc., y difieren de unas especies a otras variando según la edad, el espesor de las capas anuales y las condiciones climatológicas anteriormente nombradas a las cuales está expuesta la madera.
Sabemos también que la linfa permanece en el tronco después de haberse derribado la planta, siendo esta la causa esencial de que la madera se pudra. Pues bien para conservar las maderas es necesario quitar la linfa o, todavía mejor, substituirla con otras substancias.

Para esto existen dos métodos con los que podemos lograr este objetivo:

1. Eliminación de la savia y de sus elementos.

2. Mineralización de las maderas para la construcción.

La extracción mecánica de la savia y sus elementos se pueden efectuar de las siguientes maneras:

a) VAPORIZACION DEL TRONCO

Para este objetivo se emplea un aparato que esta compuesto por una caja de hierro de fundición o de albañilería cementada, donde se disponen las maderas, y de una caldera de vapor. Se hace penetrar en la caja una corriente continua de vapor de 70° a 100°C.,hasta que el agua de condensación no sea muy clara; el color del agua que se condensa es negro en algunas especies de maderas como el encino, rojo en la caoba, amarillento en el tilo, rosáceo en el cerezo etc.

 Despues de esta operación se secan las maderas al aire o en una estufa de desecación artifial, con este procedimiento las madras pierden del 5 al 15% si se introducen ya secas, y del 25 al 55% si las maderas que se han de vaporizar están aserradas recientemente o son troncos recién cortados.

Para mayor garantía de conservación las maderas vaporizadas neseciten estar continuamente en contacto con la humedad, se deben conbinar ventajosamente la vaporización con la embreadura. Para este objeto al final de la evaporación se añade al agua de la caldera, aceite de alquitrán, brea o carbolineum Presser, cuyos vapores penetran en los poros del tronco junto con el de agua y permanecen allí.

b) DEPURACION CON AGUA HIRVIENDO.

Este método en las maderas de dimensiones no muy grandes, puede expulsarse la savia con agua hirviendo. El procedimiento no es tan enérgico como el del vapor, pero también ofrece unos buenos resultados. Las piezas se deben mantener siempre sumergidas con ayuda de un fondo falso horadado que puede ser de madera, la cocción se hace a fuego directo, las calderas deben ser cilíndricas y de cobre preferiblemente.

Para piezas grandes se deben hacer uso de cajas con formas paralelepipédicas llenas de agua calentadas con vapor a 100°C.,según el espesor y la calidad de la madera, la cocción no debe durar menos de 6 horas ni más de 12 horas.

c) DEPURACION CON AGUA CORRIENTE.
Este método es el más económico; pero requiere de muchísimo tiempo, los troncos se mantienen completamente sumergidos en una corriente de agua de manera que la base del tronco este vuelta hacia la corriente, el agua penetra poco a poco por entre los vasos capilares y expulsa la savia, es evidente que con este método cuanto más corto sea el tronco más pronto terminara la operación, que generalmente dura de 6 a 18 meses. Dividiendo los troncos en tablones, el tiempo necesario para la depuración podría reducirse a la mitad.

c) MADERAS COMPRIMIDAS.
Siever estudio la manera de conservar las maderas y de mejorarle su dureza y resistencia por medio de la presión, a las maderas secas al vapor haciéndoles embeber aceite, betún, resina, grasa, etc. Y después las somete a fuertes presiones dándoles dentro de ciertos límites formas especiales. Con este procedimiento que es muy costoso la madera adquiere una mayor densidad y una resistencia máxima a los agentes atmosféricos y a la destrucción por insectos.

LA MINERALIZACION DE LA MADERA.
Algunos autores han llamado a esta operación petrificación o metalización de madera, las maderas preparadas así rara vez son utilizadas por los ebanistas, modelista, carpinteros, etc., porque son objeto de una industria muy especial, por lo tanto nos limitaremos en los principios en que se fundamenta la mineralización.

Según experiencias realizadas por Strützki y de Apeit, la mineralización de la madera se obtiene poniéndola en contacto con un carbón rico en sulfuro de hierro, el cual se transforma en sulfato de hierro produciendo eflorescencias, gracias a la higroscopicidad del carbón y a consecuencia de la humedad o de la lluvia, el vitriolo verde se disuelve y penetra poco a poco en la madera, y se convierte poco a poco en sulfato férrico básico, produciendo la mineralización de tronco. Según pruebas de kuhlman, este método es de método dudoso, pues demostró que el óxido de hierro descompone las fibras leñosas de la madera.

Otros experimentadores trataron de embeber en el leño inyectar a presión algunas substancias antisépticas minerales y orgánicas.

SUSTANCIAS MINERALES: acetato de plomo, bicloruro de mercurio, cloruro de calcio, cloruro de sodio, acido arsénico, pirolignito de hierro, sulfatos de hierro, de barita, de zinc y de cobre; protocloruro de manganeso, sublimado corrosivo, ácido bórico y tannato de protóxido de hierro.

SUSTANCIAS ORGANICAS VEGETALES: cera, sebo, resina, aceite, tanino, ácido acético, ácido piroleñoso, betún, creosota y carbolineum Presser (brea).

Por lo general todas las substancias que se incorporan al leño produce reacciones en la fibra leñosa.

No obstante la inyección de los maderos se utilizó en postes telegráficos, rodrigones y enrejados.

ALGUNOS PROCEDIMIENTOS ACREDITADOS.

Imbibición hidrostática.

Absorción natural.

SISTEMA BOUCHERIE: Consiste en poner el pie del tronco en comunicación con un líquido preservador que proviene de una altura capaz de expulsar y derramar a la vez la savia natural para introducirse en los espacios que esta ocupaba.

Payne, modificando el procedimiento de boucherie, trato con ventaja de obtener la imbibición, valiéndose de la misma fuerza viva de la planta. Apenas aserrado el pie del árbol, se le sumerge inmediatamente en un líquido que contiene 1/90 de cloruro de zinc, o 1/46 de sublimado corrosivo, o 1/15 de sulfato de cobre, etc. Al cabo de algunos días ha penetrado completamente toda la solución dentro del madero.

En lugar de derribar la planta, se le puede practicar al pie una incisión, haciendo con caucho un embudo alrededor del corte y vertiendo las mencionadas substancias.

En noruega se empleó mucho este procedimiento para la conservación de las traviesas del ferrocarril. Con ayuda de un taladro hacían un orificio en la planta en dirección de su eje, a 1 metro de altura del suelo, introduciendo en el 150 gr de vitriolo azul tapando después el orificio con un tapón en madera, al cabo de tres meses, el vitriolo era renovado, para que por medio de un fenómeno especial de capilaridad, la sal de cobre se absorbe tanto en la parte alta como en la baja del tronco, adquiriendo poco a poco un color amarillento, este sistema dio excelentes resultados.
Este procedimiento esta siendo usado actualmente como tratamiento en la guadua.

INYECCION A PRESION: Se ejecuta en calderas o recipientes herméticamente serrados, inyectando el líquido antiséptico, por medio de una bomba hidráulica.

Estos métodos utilizados por Erdman, Burnett, scheden, bethell, payne y otros muchos, requieren menos tiempos que el sistema de boucherie.

IMBIBICION POR IMERSION: Este método esta indicado exclusivamente para las maderas ya labradas, y se embebe con sublimado corrosivo Kyan, se disuelve el sublimado en agua, vertiéndolos después en recipientes, donde se encuentran sumergidas las maderas con peso encima, prolongando la inmersión durante 8 o 10 días.

Knap empleo sulfato de obre y el de hierro, las traviesas con las cuales se hizo este procedimiento, duraron 16 años.

IMBIBICION POR EBULLICION: Este sistema tuvo la ventaja de ser el más rápido, consiste en hacer hervir los maderos en líquidos preservadores, la ebullición se hace 8 a 10 horas. Con maderas seas la imbibición es mas completa.