sábado, 4 de diciembre de 2010

QUE ES UN FORMON O ESCOPLO


FUNCIÓN GLOBAL
Estos instrumentos de corte,clasifiados dentro de las herramientas manuales de percución de ebanisteria ó carpinteria, llamados también formones y cinceles, son de la mayor importancia, porque se emplean allí donde el hacha, la azuela o la sierra harían un trabajo demasiado basto, o bien que el intento de lograrlo con otros utensilios no puede ser rápido, seguro y exacto. Con los escoplos se practican mortajas ó cajas, orificios, adornos, etc, de suerte que el carpintero, el modelista, el ebanista, el incrustador, el carreteron en suma, todos los que trabajan en transformación de madera, incluyendo el escultor, enumeran los escoplos de todas clases, entre los instrumentos más indispensables.
En todos estos casos se corta o se incide una pieza de madera, arrancando astillas de espesor más o menos grande, según que se trate de desbastar o afinar, o que la madera sea dura o tierna, que tenga fibras rectas o entrelazadas o sea de veteadura uniforme o nudosa. Es muy importante notar que el hacha, la azuela  se mantienen en línea recta la dirección del perfil cortante en el plano que se obtiene prolongando la superficie que se labra.

 La parte cortante de estos instrumentos, durante el golpe, debe dividir las fibras de la madera bajo un ángulo un tanto abierto pero no demasiado, para evitar que se mello o se desvíe el instrumento, el cual tiende a seguir la dirección de las fibras y no aquella en que se debe alisar o desbastar. Cuando se quiere obtener una superficie de cierta regularidad, es indispensable que el filo cortante de las hachas o de los escoplos se mantenga todo lo posible paralelo al plano que se quiere ejecutar, a no ser cuando se desea hacer morder el corte para empezar el trabajo o para vencer las asperezas de la madera. Pero la línea del corte de las fibras requiere que se haga bajo un ángulo pequeñísimo cuando, en lugar de hender, sea preciso cortar las fibras.

 DESCRIPCIÓN ANATÓMICA
El ESCOPLO:
Generalmente, está formado de cuatro partes distintas:
1ª. De la hoja, comprendida entre A Y B, acerada hasta la mitad o los dos tercios de su largura, para prevenir siempre al acortamiento producido por las afiladuras.

Del cuello , comprendido entre B y C, que unas veces es largo y otras corto, pero que siempre une la hoja l con el botón;

 3ª. El botón o resalto , donde se apoya la espiga.


4ª. La espiga, comprendida entre C y D, que termina siempre en punta en el mango de madera.


El botón impide que la espiga , bajo la acción del golpe, penetre en el mango y además transmite a la hoja la percusión hecha con el martillo, con el mazo, o simplemente con la mano.

 ANÁLISIS FUNCIONAL
El escoplo de carpintero es de un solo bisel E. para servirse de este instrumento se tiene con la mano izquierda, mientras que con la derecha se golpea en la cabeza. A veces se aplica también el escoplo sin golpearlo con el martillo ni con la mano, en trabajos delicados y cuando han de desprenderse pequeños pedazos de madera, entonces se tiene el mago con la mano izquierda y con otra mano se le imprime un movimiento oportuno y a propósito para cortar en el sentido deseado.
Los escoplos de hierro bien acerados son preferidos y tienen muchas ventajas sobre los que son todo acero fundido.
Los hay de dos clases muy distintas; los que obran mediante la percusión directa impresa por el movimiento del brazo o de la mano, como el hacha, la azuela, la segur, u los que obran mediante la presión trasmitida a golpes de maza, de martillo o de mazo, como los escoplos, los formones y las grubias, aunque a veces, si el esfuerzo que se ha de ejecutar es débil, basta la presión de la mano.
En todos estos casos se corta o se incide una pieza de madera, arrancando astillas de espesor más o menos grande, según que se trate de desbastar o afinar, o que la madera sea dura o tierna, que tenga fibras rectas o entrelazadas o sea de veteadura uniforme o nudosa. Es muy importante notar que el hacha, la azuela y la segur mantienen en línea recta la dirección del perfil cortante en el plano que se obtiene prolongando la superficie que se labra.
La parte cortante de estos instrumentos, durante el golpe, debe dividir las fibras de la madera bajo un ángulo un tanto abierto pero no demasiado, para evitar que se mello o se desvíe el instrumento, el cual tiende a seguir la dirección de las fibras y no aquella en que se debe alisar o desbastar. Cuando se quiere obtener una superficie de cierta regularidad, es indispensable que el filo cortante de las hachas o de los escoplos se mantenga todo lo posible paralelo al plano que se quiere.

ejecutar, a no ser cuando se desea hacer morder el corte para empezar el trabajo o para vencer las asperezas de la madera. Pero la línea del corte de las fibras requiere que se haga bajo un ángulo pequeñísimo cuando, en lugar de hender, sea preciso cortar las fibras.



Cortando a mano, con los escoplos, se necesita imprimir un ligero movimiento de arrastre en la dirección según la cual se conduce el escoplo, con éstos, con los formones y con las gubias, se corta la madera lo mismo perpendicular que oblicuamente a las fibras.


Con los formones se trabaja casi siempre cortando las fibras en sentido perpendicular, porque precisamente se destinan estos instrumentos para hacer mortajas. En tales casos trabajan como la cuña y se requiere que tengan el corte bien afilado.


Para empezar las mortajas se escoge un formón de anchura igual a la de la mortaja y se practican dos incisiones, la primera cerca del extremo que limita la mortaja, y la segunda a una distancia, tal de la primera que, inclinando el formón y dando un golpe, se desprenda la primera astilla.
Después de lo cual se continua la operación profundizando poco a poco el formón y completando la mortaja.
Otros, para empezarla, practican un orificio con una broca, hasta obtener un agujero limpio y de la misma profundidad que la mortaja, y después inician la labor con el formón.


 ANÁLISIS TÉCNICO Y CONSTRUCTIVO
A continuación daremos una serie de escoplos muy variados:
 (a,b)Escoplos Ordinarios y para bosquejar son dos escoplo de largura y forma variables para uso del carpintero en general y aptos para desbastar. Cuando el perfil cortante es ligeramente curvo o cónico, toma el nombre de escoplo de bosquejar.

(c)Escoplo de tornero: difiere de los otros en que el filo cortante es inclinado y tiene dos biseles, uno en cada cara. Son los formones propiamente dichos.


(d)Escoplo doble: El escoplo es de sección triangular, con el objeto de hacer mas robusta la hoja; con él se ejecutan trabajos de más fuerza, por lo cual los franceses le llaman ciseau –bédane o cisea double.

(e)Escoplo para agujeros o escoplo de fijas. Es bastante robusto, est
recho y grueso; tiene un solo bisel, lo cual facilita el corte perpendicular de la madera y practicar incisiones o engastes llamados mortajas. Este instrumento es uno de los más usados por el carpintero para hacer uniones o ensambles.


(f,g)Escoplo de cabeza: Se llama así, porque no tiene mango y puede adaptarse para cualquiera especie de escoplos con los que se emplee la percusión a mazo, pues si han de usarse a mano es indispensable el mago de madera.

(h)Escoplo pico de cabra o pie de cabra: Es muy usado por el fabricante de baules y por los embaladores para sacar clavos de las maderas.

(i,j,m)Escoplos hueco, media caña o gubia, nombres que toma cuando el escoplo es una hoja ahuecada en forma de canal. Los hay de tres clases; la primera es para los torneros; no tiene tope o resalto, porque no ha de resistir golpes, sino únicamente la presión de la mano. La segunda clase sirva al carpintero para hacer mortajas golpeando con el mazo en la cabeza. La tercera está destinada al mismo uso que la segunda, sino que la cabeza es de hierro.
Esta última gubia, tiene el perfil cortante curvando en dos sentidos y sirve muy bien para preparar los orificios que quieren pasarse con la barrera. Por fin, el bisel puede estar dentro o fuera de la convexidad, lo cual depende del trabajo que quiera hacerse . según el arco formado por la curva de la gubia, esta toma el nombre de llana.
Escoplo de escultor y cincelador en madera:

Terminaremos este párrafo sobre los utensilios de cortar a mano exponiendo las figuras de los principales cinceles empleados por el tallista y escultor en madera. Todos los escoplos están provistos de cuello como perfil cortante en forma de gubia, de ángulo plano, etc.
El cuello es mas o menos largo, según los casos, así como la hoja puede ser recta, curva o angular, dependiendo esto como es natural, de los trabajos que hayan de ejecutarse.
En (a,b,c) damos la forma de los mangos de escoplos, la a esta indicada para los escoplos de torneros y para las limas en general; la b para los escoplos dobles y los escoplos grandes planos; la c para los escoplos y gubias de carpintero y de escultor en madera, hechos generalmente de fresno, eucalipto o de serbal, con un anillo de latón.


En la tabla se indican los anchos de diferente escoplos, gubias y formones.


 ANCHOS DE ESCOPLOS

ESCOPLOS

Clases  ............................................................................................ Anchura en mm
Escoplos de hierro acerado con espiga……......................................5, 10,15,20,25,30,35,40


Escoplos de hierro acerado de media caña para torneros en madera.....................10,20,30,40


Escoplos de hierro acerado de media caña para carpintero.................................. 20,25,30,35


Escoplos de hierro acerado para torneros..................................................................... 30,35


Escoplos dobles de acero finísimo.................................................................................. 5,10


Gubias de hierro acerado con espiga para carpinteros ........................5 a 21,21 a 30,31 a 40


GUBIAS
Clases...................................................................................................... Anchura mm


Gubias de hierro acerado con espiga para torneros ...........................................10,20,30,40.

Gubias de hiero acerado para ebanistas ........................................................... 10,20,30,40.



Gubias para escultores de acero fundido inglés 10...........................................5,10,20,30,40.


La parte cortante de estos instrumentos, durante el golpe, debe dividir las fibras de la madera bajo un ángulo un tanto abierto pero no demasiado, para evitar que se mello o se desvíe el instrumento, el cual tiende a seguir la dirección de las fibras y no aquella en que se debe alisar o desbastar. Cuando se quiere obtener una superficie de cierta regularidad, es indispensable que el filo cortante de las hachas o de los escoplos se mantenga todo lo posible paralelo al plano que se quiere ejecutar, a no ser cuando se desea hacer morder el corte para empezar el trabajo o para vencer las asperezas de la madera. Pero la línea del corte de las fibras requiere que se haga bajo un ángulo pequeñísimo cuando, en lugar de hender, sea preciso cortar las fibras.
En todos estos casos se corta o se incide una pieza de madera, arrancando astillas de espesor más o menos grande, según que se trate de desbastar o afinar, o que la madera sea dura o tierna, que tenga fibras rectas o entrelazadas o sea de veteadura uniforme o nudosa. Es muy importante notar que el hacha, la azuela y la segur mantienen en línea recta la dirección del perfil cortante en el plano que se obtiene prolongando la superficie que se labra.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la informacion esmuy completa, y el acerbo intresante aun que para la gente que apenas se adentra en el tema de la csrpinteria, no es tan digerible... pero en gengeral muy buen material

Saludos¡¡¡