lunes, 21 de marzo de 2011

HERRAJES, COMPLEMENTOS Y FIJACIONES PARA ESTRUCTURAS DE MADERA

Es de vital importancia conocer los métodos de unión para estructuras en madera y la ocurrencia de sus posibles fallas, ya que influyen directamente en el comportamiento del sistema constructivo. Por esto, el diseñador debe asegurarse de contar con la información para el diseño y que las fijaciones utilizadas sean correctamente instaladas.


La condición de servicio afecta directamente a la efectividad de la unión, y el principal factor es la humedad de la madera. Una madera verde afecta a las uniones en dos aspectos:

A. Disminución de la resistencia de la unión 
B. La ocurrencia de rajaduras debido a la contracción por la pérdida de humedad.


Para prevenir la rajadura de la madera en los puntos de unión, se deben considerar las
siguientes precauciones:

1. Ensamblar la estructura de madera con el contenido que tendrá en su condición de servicio.


2. Utilizar clavos para generar uniones más dúctiles.


3. Utilizar una sola línea de fijaciones paralelas a la fibra.


4. Minimizar el espaciamiento de fijaciones perpendiculares a la fibra.


Debido a la gran variedad de productos de fijación para madera, es que para cada uno se debe recurrir a la información entregada por el fabricante.


Los tipos de fijación más utilizados son:


PERNOS:
Los pernos son utilizados en estructuras en madera para tomar cargas pesadas y
concentradas, tal como es el caso del anclaje de muros a las fundaciones, unión de muros
por entrepiso y fijación de muros de corte.
Se sugiere utilizarlos con terminación galvanizada cuando están expuestos y con un par de golillas o arandelas definidas por las normas que correspondan.
TIRAFONDOS Y TORNILLOS.
Estos elementos son generalmente utilizados para fijar conectores metálicos y cuando
se requiere mayor resistencia a la extracción o cuando el uso de pernos es innecesario
e impracticable.
No deben ser nunca martillados, y para su atornillado, no se debe utilizar ninguna clase
de lubricante para facilitar su instalación.

PLACAS DENTADAS
Son placas de bajo espesor utilizadas para unir cerchas o vigas reticuladas. Se disponen
por ambos lados de la unión y son presionadas uniformemente para lograr el correcto
hincado de los dientes sin deformar la placa. Además, se debe evitar que la madera
contenga bolsillos de resina o nudos sueltos.


UNIONES CLAVADAS.

El diseño de uniones clavadas debe hacerse según las normas que correspondan a cada país porque entrega las especificaciones para uniones realizadas con los tipos de clavos fabricados.


En caso de utilizar clavos especiales, diferentes a los especificados en las normas, se deben homologar con un certificado de ensayo emitido por un organismo oficial de investigación y ensaye.


Los principales factores que inciden en la efectividad de una unión clavada son: diámetro
del clavo; densidad de la madera; contenido de humedad; espesor de los elementos que
se unen; y penetración del clavo en las maderas.
Para el caso de clavos lanceros se debe tener en consideración que forme un ángulo de
30º y penetren 1/3 del largo del clavo en la pieza donde quedará la cabeza del clavo.
Las mayores ventajas de las uniones clavadas se obtienen con el uso de clavadoras
neumáticas, las que utilizan magazines con una gran cantidad de clavos y hacen eficiente
la ejecución del sistema. Se debe tener especial cuidado con la presión de clavado porque
se debe regular según la especie de madera.

Aplicación de fijaciones
A continuación se presentan los tipos más comunes asociados a las aplicaciones.

TIPOS DE CLAVOS


CONETORES METALICOS.

Estos elementos son producidos por fabricantes especialistas y cada cual tiene sus propios
diseños asociados a propiedades físico-mecánicas únicas y certificadas por un organismo
reconocido.
Su instalación debe seguir estrictamente las recomendaciones del fabricante, ya sea para
el tipo, la cantidad y la posición de los clavos, tornillos o pernos. Los conectores no deben
sufrir deformaciones.


UNIONES CRÍTICAS EN ZONAS SÍSMICAS

Gracias a la experiencia extranjera, en zonas sísmicas se han obtenido importantesconsideraciones sobre las patologías de fallas con respecto de las uniones. Esta experiencia se traduce en la mención de cuatro uniones críticas que es importante tener en cuenta:


1. ANCLAJE DE LA SOLERA DE MONTAJE BASAL: Se debe considerar su importante misión de resistir el esfuerzo de corte producido por la carga sísmica que se concentra en la
base de la edificación. Se recomienda el uso de un conector tipo HDA en todas las esquinas y pernos de anclaje repartidos en todos los muros estructurales.

2. DISTANCIA MÍNIMA DE EMPALMES:
 Al fijar la solera de amarre a la superior de los muros, se debe respetar la separación mínima de empalme y la configuración de clavado como se muestra en la figura. La separación mínima de empalme está dada por 100 veces el diámetro del clavo. Esto es válido para todo tipo de muros.
Ejemplo: para un clavo de 4” el empalme mínimo es de aproximadamente 450 mm.

3. UNIÓN DE MUROS ENTRE PISOS:
Se debe asegurar la transmisión de la cargas a los pisos inferiores, con tal que la estructura no sufra deformaciones contrarias entre un piso y otro. Esta unión se realiza con conectores tipo HDA unidos con un perno por el entrepiso.

4. Al incorporar elementos rígidos de mayor inercia entre la estructura de madera como

puede ser el caso de chimeneas de hormigón o albañilería, se debe prevenir el choque

de las estructuras entre sí, por lo tanto debe existir un elemento de fijación como

el conector tipo HDQ de la figura.

BASES PARA PILARES:


ANCLAJE DE APOYO.
Acero A4223 ES - Galvanizado en caliente
Este herraje sirve para fijar un pilar que sólo está sometido a carga vertical.

Usos: Porches de acceso, pérgolas adosadas.

Capacidad: Para estructuras que inducen un peso total de 140 kg en el pilar.

Instalación: En un poyo de hormigón de 30 x 30 cm, empotrado 20cm. Hacer un
destaje de 6 mm al pilar y una perforación para un perno de 1/2". Usar golillas de 50 mm por ambos lados del perno.
ANCLAJE DE APOYO

ANCLAJE DE MOMENTO.

Acero A4223 ES - Galvanizado en caliente.
Este herraje sirve para fijar un pilar sometido a carga vertical y lateral.


Usos: Pérgolas y cobertizos aislados y adosados.


Capacidad: Para estructuras que cubren una superficie hasta 13,9 m2 que su lado


mayor no excede los 3,7 m, considerando que se soporta con cuatro pilares.


Instalación: en un poyo de hormigón de 30 x 30 cm, empotrado 35 cm. Hacer un corte
centrado, de 6 mm de espesor al pilar y dos perforaciones para dos pernos de 1/2".


Usar golillas o arandelas de 50 mm por ambos lados de los de los pernos.


ANCLAJE DE MOMENTO

APOYO PARA UNIÓN VIGA A VIGA:
Acero A4223 ES - Galvanizado en caliente
Este herraje sirve para unir vigas a maestras de madera, cadenas y otras estructuras. Es un par, que se fijan por ambos lados de la viga.

Usos: Unión de vigas de piso, unión de vigas de techo.

Capacidad: En vigas de 42 x 185 mm con luces de hasta 3,2 m, en pisos con carga
de 60kg/m2 y techos con carga de 60kg/m2, hasta 4,4 m de luz para una pendiente
de 30%. En ambos casos con una separación máxima de 0,8 m.

Instalación: A la viga, pernos 1/2" x 31/2", que fijen los herrajes por ambos lados de
la viga. A la maestra, pernos, tirafondos o pernos de expansión, de 1/2 pulgada de
diámetro, dependiendo del material.

UNION VIGA A VIGA

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno tu post. Una consulta, necesito comprar las placas dentadas, tenes idea en Buenos Aires quien las vende? Gracias
sunyatasan@hotmail.com

Anónimo dijo...

me salvo la vida la inf.gracias